Foto noticias

Consumir productos forestales, el mejor antídoto contra el fuego

9 oct 2012  //  Temas: Gestión Forestal

La Real Academia de Ingeniería (RAI) ha publicado un documento sobre incendios forestales, tras un año en el que en España han ardido (a fecha de mediados de septiembre) unas 185.000 hectáreas de terreno. La citada entidad habla de mejorar la prevención, con dos líneas de actuación: trabajar en la concienciación ciudadana y realizar una gestión integral del territorio.

La Real Academia de Ingeniería apunta que hay que incidir sobre todo en la concienciación ciudadana, ya que el 95 por ciento de los incendios se producen por acciones humanas (sólo el 5 por ciento se originan en rayos). La RAI mira sobre todo a quemas agrícolas y ganaderas.

Y añade que, una vez que se ha trabajado en la concienciación social, “la mejor forma de evitar los daños por incendios es mediante medidas de gestión del paisaje y de la estructura de la vegetación, al iniciarse el fuego, hagan a los bosques más resistentes a la propagación: paisajes discontinuos, compartimentados, y con menos biomasa“.

La Real Academia de Ingeniería realiza una recomendación: estimular el consumo de productos forestales. Los montes que producen beneficios a sus propietarios se queman menos, y se pone el ejemplo de Soria.

Medios de extinción

Respecto a los medios de extinción de incendios, la Real Academia de Ingeniería dice que “el esfuerzo económico ha sido extraordinario y no debe aumentarse (probablemente tampoco se pueda)“. Y apunta que “la inversión en medios de extinción es una política de corto plazo y los montes necesitan políticas integradas y a largo plazo, con el fin de que se centren en la eliminación de las causas de los incendios“.

Menor conciencia de riesgo

Un elemento en el que se detiene la Real Academia de Ingeniería es el referido a la ausencia de límites que tiene ahora el espacio urbano respecto a los montes. Hay mucha masa vegetal, es decir, el monte está sucio (porque se ha producido un abandono de la actividad agraria, también de la ganadería extensiva, y se ha dado un declive en los aprovechamientos forestales); a ello se suma que hay una mayor población y realiza actividades en el medio natural, con una menor conciencia del riesgo de incendio forestal.

http://www.diariodelcampo.com/